Slider

2015, te voy a echar de menos.

jueves, 31 de diciembre de 2015


No sé a vosotros, pero a mí este año me ha durado lo que un parpadeo. No sé si esa sensación es buena o mala, la verdad. A veces pienso que es síntoma de la edad, porque cuando nos hacemos mayores y los años pasan, la percepción del tiempo cambia y todo parece ocurrir más deprisa. ¿No os pasaba que de niños todo se os antojaba más lento? Otras veces, me gusta creer que es señal de que todo va bien, de que disfruto cada día y que por ellos no me percato de su paso. 
Sea cual sea el motivo, este 2015 me ha sabido a poco.
Han sido doce meses repletos de anécdotas, experiencias y vivencias. Doce meses en los que he aprendido un poco más, tanto de lo bueno como de lo malo. Más sobre mí, sobre lo que quiero y lo que no, por lo que de verdad merece la pena esforzarse. He aprendido a decir no cuando era lo que en realidad quería decir; aunque en algunos momentos me ha dado un poco de miedo. Siempre me quedaba esa sensación de estar perdiendo un billete en primera clase a alguna parte. Pero en el fondo sé que he hecho lo correcto, porque aquí es donde quiero estar.


Divagando sobre personajes...

martes, 1 de diciembre de 2015


Paraos un momento y mirad a vuestro alrededor. Fijaos en las personas que os rodean y en lo diferentes que son unas de otras. Después, escoged algunas de forma aleatoria y fijaos un poco más en ellas, en sus vidas, en el entorno que han crecido, en la educación que  han recibido, en su carácter…
Cada individuo es un mundo.
Coged a cinco chicos de veinte años, nacidos el mismo día pero con vidas muy diferentes. El primero no ha tenido que esforzarse nunca, tiene lo que quiere y cuando quiere; y su única obligación es seguir el camino que sus padres trazan para él, camino que no se ha cuestionado en ningún momento porque no ha tenido nunca esa necesidad. El segundo no ha hecho otra cosa salvo trabajar desde que tiene uso de razón. Apenas tiene estudios y no es que eso le preocupe; nadie de su familia ha estudiado y no les va mal. El tercero procede de un hogar de clase obrera, estudia lo justo para ir aprobando y trabaja como camarero los fines de semana para poder mantenerse sin la ayuda de sus padres. El cuarto se quedó huérfano con cinco años, sus abuelos han cuidado de él desde entonces, mimándolo y convirtiéndolo en un joven tirano casi sin darse cuenta. El quinto está a punto de casarse, lleva saliendo con la misma chica desde Primaria, la quiere; y es lo que toca, formalizar su relación, porque eso es lo que todos le dicen que debe hacer. Aunque algo dentro de él le susurra que debería aceptar ese trabajo fuera del país que tantas oportunidades le daría, que debería ser valiente y por una vez decir no quiero.
Todos son hombres, tienen veinte años y, por esas razones, deberían reaccionar en todos y cada uno de los acontecimientos de sus vidas por igual. Como se supone que debería actuar un chico de veinte años. El resto no influye, ¿verdad?

Así nació Cruzando los límites.

sábado, 3 de octubre de 2015



Esta tarde, buscando una carpeta con la documentación de uno de mis proyectos inminentes, he encontrado otra que me ha robado una sonrisa: la que contiene las primeras copias de Cruzando los límites.
¡Me cuesta creer que ya hayan pasado dos años desde esas primeras palabras! En mi mente todo es tan reciente como si hubiera sucedido ayer; y aun así las fechas se diluyen y me cuesta recordarlas con exactitud. Tiene su miga que sea capaz de acordarme de decenas de detalles de mis novelas, de mis personajes, de todo lo que he ido aprendiendo mientras me documentaba, y que no sea capaz de situarme en un momento concreto de hace un par de años. Es más, suelo meter bastante la pata cuando trato de ubicar algunos momentos. ¡Chi, soy un desastre al que no hay que darle una credibilidad del 100%! Por este mismo motivo, todo lo que diga a ese respecto lo debéis tomar como algo orientativo y no literal. Que donde digo enero puede ser perfectamente abril, así… redondeando.

Cosas de un sábado especial.

sábado, 19 de septiembre de 2015



Son las siete y media de la mañana. Acabo de sentarme frente al ordenador, con medio litro de café hirviendo como si lo hubiera calentado en el monte del Destino. Abro Spotify, selecciono la playlist de estos días y abro el documento de Word donde, poco a poco, va creciendo mi nueva novela. Sí, esa que me está quitando el sueño. Esa que me tiene en las nubes, cavilando todo el tiempo sobre un mundo y unos personajes que no son reales, que solo están en mi cabeza, pero a los que cada mañana doy los «Buenos días» como parte de la familia que son.


Una canción para Novalie y Rompiendo las reglas: fechas y detalles.

domingo, 30 de agosto de 2015



Esta es una de esas entradas, en las que trato de explicar las dudas y acabo liando mucho más las cosas. Pero voy a intentar responder a todas las preguntas que estos días están surgiendo sobre las novelas que he publicado, que se publican en breve y que se publicarán en un futuro. Hay un pequeño lío con dos de ellas: Una canción para Novalie y la segunda parte de Cruzando los límites

¡No son la misma novela!

Os cuento. Con Titania firmé dos novelas para este 2015: Cruzando los límites y Una canción para Novalie. Ambas independientes, conclusivas, y sin posibilidad de que tuvieran una continuación.
La primera se publicó en junio. Sus protagonistas son Caleb y Savannah, y su historia quedó bien cerrada en el libro.

¡A descansar!

sábado, 1 de agosto de 2015


Estoy apurando las horas que quedan antes de mis vacaciones, para  ultimar cosas y escribir esta entrada de «Hasta pronto».
Este año iba a ser el AÑO. Tenía previsto un viaje con el que llevo soñando mucho tiempo, pero no ha podido ser. Con los amigos, o vamos todos o ninguno. La alternativa son tres semanas tranquilas, muy culturales, con montaña, algo de playa y tiempo para leer y escribir. En este momento oigo la voz de Nazareth: «Nena, descansa, deja la novela, que llevas muchos meses sin parar. Déjate el ordenador en casa». 


Manías, rarezas y fórmulas mágicas.

martes, 30 de junio de 2015



Esta mañana, mientras miraba la barrita azul que marca la entrada de emails en mi correo, casi me da un yuyu. Así, en un momento, 22 desde el blog y 17 desde la web, todos relacionados con mis novelas, y todos solo de ayer. Espero poder contestarlos a lo largo de la semana.
Me encanta que me escriban, que me hagan preguntas, proposiciones, que me cuenten qué les ha parecido esta novela o la otra, qué les ha gustado y qué no. También recibo muchas consultas sobre publicación y creación, pero no soy la persona más adecuada para responder a esas preguntas.

Segunda parte de Cruzando los límites y más cosas.

jueves, 18 de junio de 2015



Estás dos últimas semanas han sido muy intensas. Ni siquiera he tenido tiempo de pararme a pensar con calma en lo que estaba pasando y en cómo estaba pasando.
Este ha sido el primer año que he asistido a la Feria del Libro de Madrid como autora, y fue una experiencia alucinante. El viernes día 5, acompañé a Esther Sanz, editora de Titania, y a Rocío Carmona, editora de Puck, en el I Encuentro Puck. Durante este Encuentro, se dieron a conocer los nuevos sellos infantiles y juveniles, y también las novedades que irán publicando en los próximos meses. ¡Yo las quiero todas!


Cover y sinopsis de Cruzando los límites

viernes, 10 de abril de 2015




Estoy contenta porque hoy es el día, EL GRAN DÍA, que voy a enseñaros la cubierta completa y la sinopsis de Cruzando los límites. Decir que no consigo bajar de las nubes y poner los pies en el suelo sobra, ¿verdad? La experiencia que estoy viviendo con Titania es genial: mi editora es un amor, las personas con las que he tratado hasta ahora son fantásticas, y el trabajo que hacen salta a la vista. El día que tenga la novela en las manos voy a necesitar reanimación.

Vale, ya no me enrollo más. 

Tachán, tachán… 

¿Qué es el New Adult?

lunes, 16 de febrero de 2015


No quiero hablar sobre si el NA es un género necesario, o si  esta etiqueta sobra a la hora de clasificar los libros, porque la realidad es que el New Adult  ya se ha hecho hueco en el mercado y parece que ha venido a quedarse.
De lo que sí quiero hablar es de qué es el New Adult y qué no es.

Noticias y sorpresas

viernes, 30 de enero de 2015






Hoy es un gran día. Uno de esos que no se olvidan nunca. Esta mañana sonó el teléfono y, cuando descolgué y contesté con un aburrido «Sí», una vocecita al otro lado me respondió con un «Hola» que me puso el corazón a mil.
CopyRight © | Theme Designed By Hello Manhattan